Las hiperqueratosis son engrosamientos de la piel, formadas por células muertas y queratinizadas que aparecen por un exceso de roce o presión en una zona concreta del pie. Su localización puede ser muy diversa: en la planta del pie, en el dorso de los dedos, en el talón….

Helomas o callos son estructuras de forma cónica, mayoritariamente, en cuyo centro se presenta en ocasiones un nucleo duro que se introduce hacia capas más profundas de la piel.

El tratamiento para la eliminación de estas lesiones es muy diverso. Desde la deslaminación del tejido acumulado en la zona (en el caso de las HQ) o la enucleación del heloma por parte del podólogo, son maneras eficaces e indoloras de eliminar las lesiones, aunque no siempre definitiva.

Otro de los tratamiento es el uso de plantillas hechas a medida (ortesis plantares) que eliminen tanta presión en la zona de la hiperqueratosis, por ejemplo en la cabeza de los metatarsianos. Y el uso de prótesis de silicona (ortoplastias) que eviten el roce entre los dedos o de estos contra el calzado, puede ser otro de las soluciones definitivas para eliminar estas afecciones dérmicas.

Sin embargo, en ocasiones, es necesario recurrir a técnicas quirúrgicas mediante las cuales procedemos a realinear las estructuras oseas que se ven afectadas y provocan estas lesiones.

En Podólogos de la Fuente, damos soluciones a estas lesiones e individualizamos los tratamientos para adaptarlos de manera eficaz a resolver el problema.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA